LOS NAVALUCILLOS

Ubicado en los Montes de Toledo, con unos paisajes dignos de admirar por su belleza, Los Navalucillos es el tercer pueblo de Toledo (España) más grande, en cuanto a superficie se refiere.
Enclavado en la Comarca de la Jara y llevando por bandera ser Cumbre de Cabañeros, este pueblo castellano-manchego goza de un entorno natural privilegiado, en el cual nuestros pulmones se llenarán de salud. Tumbarse en la hierba, pasear a orillas del río Pusa o bien contemplar la cascada de agua (La Chorrera) cayendo desde 15 metros de altura en el Chorro, en pleno monte Rocigalgo, será todo un deleite para nuestros sentidos.
HISTORIA el pueblo se fundó entre 1142 y 1209, según un documento de Alfonso VIII en el que cita dicho lugar.

Los orígenes, en cuanto a vida organizada, delatan por estas tierras el paso de la civilización romana. Posteriormente, los “lucillos” (sarcófagos de piedra) son el legado arqueológico dejado por visigodos y mozárabes. De ahí el nombre de Navalucillos; “nava” proviene de tierra fértil y “lucillos” de los sarcófagos.

En el año 1492 con la expulsión de los judíos, muchos de ellos se asientan en estas tierras dejando como legado algunas costumbres que se conservan hasta el día de hoy, como la de “hacer el sábado”, es decir, dedicar este día a la limpieza general de la casa. También nos dejaron los bollos de aceite, el jalbiego de las casas y alguna higuera que otra sembrada en los patios, por aquel entonces denominados “corrales”, que por supuesto nada tenían que ver con las pocilgas de los animales.

Entre los siglos XV y XVII Los Navalucillos lidera la comarca con una situación de continúo crecimiento, convirtiéndose así en punto de mira de los movimientos migratorios, sobre todo de la Extremadura más pobre. Los Navalucillos se convierte en la tierra del Aceite, del queso y de la miel.

El momento de mayor explendor de la localidad fue el siglo XVIII cuya unión eclesiástica, lograda por el Cardenal Lorenzana, fue secundada por una unión administrativa de los dos Navalucillos, Navalucillos de Talavera y Navalucillos de Toledo.

Visitar Los Navalucillos es viajar a las costumbres de la vida rural, dando un pequeño placer a nuestros sentidos, siendo siempre bienvenid@s, como decía en otros tiempos una olvidada placa a la entrada del pueblo:  “Bienvenido a Los Navalucillos donde nadie es forastero”.

Un paseo obligado por Los Navalucillos, te llevará a conocerla Iglesiade San Sebastián, situada en su centro neurálgico. De estilo Mudéjar sencillo, el templo Parroquial data su existencia del siglo XV, llevándose a cabo varias reformas posteriores. Precede su entrada principalla Plazadel Álamo y curiosamente ninguna de las dos puertas de acceso al templo se sitúan frente al altar mayor. Cuenta con una superficie total de422 m2y tiene forma de cruz latina, compuesta de dos brazos uno longitudinal más alargado y otro más corto transversal.

Para saber más…

This entry was posted in LOS NAVALUCILLOS. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s